En las bodas, el protagonismo es completamente de la novia, sin embargo, el atuendo de su madre debe estar a la altura de tan importante evento.


La mamá de la novia juega un papel especial en las bodas pero nunca debe opacar a la futura esposa, por lo que el color de su vestimenta debe ser suave si la ceremonia sea realiza en primavera y verano, y con matices más oscuros, si es en otoño o invierno. Debe combinar con las vestimenta de los miembros del cortejo, sin que guarde gran similitud. Colores como el rojo y blanco son inaceptables para la madre d el anovia. Éste último solo puede ser utilizado por la futura esposa cuando diga el «sí, acepo».

0
    0
    Tu Cesta
    Tu Cesta esta Vacía
    ×